Este próximo viernes 30 de septiembre, el Ambigú de la Casa de Hermandad volverá a abrir sus puertas como punto de encuentro de los hermanos. Cada viernes será un equipo de hermanos voluntarios los responsables de barra y cocina. Cualquier persona o grupo de cofrades, mediante la organización de turnos semanales, pueden colaborar para contribuir de este modo a la convivencia y generar la ayuda económica que el bar supone para el mantenimiento de la Hermandad.