La Hermandad vuelve a retomar su pulso habitual tras la celebración del Mes del Rosario. Es por ello que el Ambigú de nuestra Casa de Hermandad  abrirá sus puertas cada viernes, como espacio de encuentro y convivencia de los hermanos. Además de suponer un impulso económico muy necesario para nuestra corporación.