Nuestra Sra. del Rosario

virgen01La imagen de Ntra. Sra. del Rosario en sus Misterios Dolorosos es igualmente de autor anónimo, corriendo en la Guerra Civil por los similares avatares que la imagen de su Soberano Hijo. Del mismo modo, su primera reconstrucción recayó en manos del taller toxiriano de Jiménez Martos en 1945.

En el año 1927, en la fundación de la hermandad La Dolorosa recibirá el culto bajo la advocación de Madre de Dios, para posteriormente tras la guerra civil española pasarse a llamar Nuestra Señora de La Victoria.

En 1967 la imagen es restaurada junto a la del Señor por el ubetense Marcelo Góngora Ramos (discípulo de Palma Burgos) en la ciudad de Úbeda, en una intervención desafortunada por la que cobró la cantidad total de 6.000 ptas y adoptando su actual advocación de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos.

En 1982, seria nuevamente intervenida por Antonio Garduño Navas, dejándola tal como la conocemos actualmente y en la que le realizó nuevo candelero, ciertos retoques anatómicos sin perder su impronta primitiva, el actual juego de manos y una nueva policromía. Durante esta intervención saldría a relucir la popular atribución al imaginero sevillano Juan de Astorga Moyano (1779-1849). En los archivos de la hermandad consta que la imagen fue costeada por D. José Maria López Montes.

Paso de Palio

molduraLa revolución estética que supuso la llegada de Antonio Garduño en los años ochenta del pasado siglo supuso como primera piedra la adecuación de la Stma. Virgen del Rosario a los modos de vestir sevillanos y la ejecución de un nuevo y renovador paso de palio para la ciudad. La estética utilizada en las últimas décadas en la capital hispalense, sobre todo bajo los conceptos implantados por Juan Manuel Rodríguez Ojeda, sería la opción elegida para que se fuera completando un único y personal paso palio para Ntra. Sra. del Rosario, bajo los diseños de Garduño. Con una parihuela realizada en el taller de Bejarano se comenzó a realizar un paso palio con elementos muy sencillos hasta que las nuevas obras de orfebrería y bordado fueron completando el mismo.

VARALES: El juego de doce varales seria diseñados y ejecutados por el trianero Juan Borrero en Orfebrería Triana entre los años 1986-87.

CANDELERÍA: La candelería está compuesta por noventa y dos piezas repartidas en ocho tandas labradas en los talleres de Hijos de Juan Fernández de Sevilla entre los años 1990-2007.

JARRAS: Juego de jarras de entrevaral y jarritas en alpaca plateada compuesto por dieciséis magnificas piezas diseñadas por D. Antonio Garduño Navas realizadas entre 1991-93 en Orfebrería Hijos de Juan Fernández de Sevilla.
CANDELABROS DE COLA: Los candelabros de cola de estilo barroco cuentan con catorce puntos de luz, fueron diseñados y labrados en los talleres de Hijos de Juan Fernández de Sevilla en 1994.

PEANA: La peana seria diseñada y realizada en los talleres de Hijos de Juan Fernández de Sevilla en 1993 completándose al siguiente año con cuatro casquillos que realzan la luz de Nuestra Señora.

MOLDURÓN: El moldurón y las maniguetas del paso fueron realizados en plata de ley por el taller de Orfebrería Ramos de La Rinconada (Sevilla) entre los años 2009-10, siendo un diseño del taller inspirado en un boceto antiguo de Antonio Garduño.

angel_indexLLAMADOR: El llamador seria estrenado en 2005 realizado en Orfebrería Andaluza de Sevilla. Fue diseñado por Luis Ignacio Fernández-Aragón, supervisado por Antonio Garduño y Boceto de Miguel Ángel Domínguez Velázquez. En el mismo se recrea el escudo dominico entre ángeles y los santos que promulgaron el rezo de Santo Rosario: Santo Domingo de Guzmán y Santa Catalina de Siena.

RESPIRADEROS: Desde la creación del paso palio en los años ochenta de la pasada centuria, el mismo ha contado con provisionales respiraderos realizados en los talleres de costura de la Hermandad en terciopelo burdeos y galones antiguos. El Jueves Santo de 2011 se estrenó la primera fase de los nuevos respiraderos consistente en el respiradero frontal. Una pieza realizada en hilos de plata de ley con baño de oro bordada en el taller que regenta la sevillana Rosario “Charo” Bernardino bajo un diseño de David Calleja, siguiendo la línea de todo el conjunto del paso. Sobre un soporte de malla elaborada a mano se asienta el dibujo neobarroco que conjuga con la elaboración de corbatas en terciopelo y donde destaca las cartelas bordadas con hilos de seda de colores y piezas de marfil donde se representará los cinco Misterios Gloriosos del Rosario, realizadas previamente en madera por el imaginero Miguel Ángel Domínguez Velázquez de La Algaba (Sevilla). Esta primera pieza lleva en la cartela la representación de la Coronación de la Virgen, claramente influenciada por el lienzo realizado por Diego de Velázquez en 1645 y en los dos extremos dos escudos en terciopelo donde quedan plasmados La Fuente de la Salud y Estrella de La Mañana.

PALIO: El paso ostenta un palio de terciopelo burdeos que presenta bordadas las caídas exteriores en la técnica de aplicación, un original e identificativo diseño de Antonio Garduño Navas. Para su realización se basó en el manto y saya que el mismo dibujó para la hermandad del Gran Poder de Sevilla, en concreto para su titular Ntra. Sra. del Mayor Dolor y Traspaso en 1991. Una obra inspirada en las ricas túnicas del Señor de Sevilla junto a tendencias personales de Garduño que completó con su palio a juego, obra que acabaría en la hermandad del Prendimiento de Linares. Los trabajos del palio serian realizados por el taller del propio Garduño, regentado por su hijo Luis Miguel Garduño Lara entre 1999-2003. El bastidor del techo de palio está realizado en metal ligero por el taller de Roberto Jiménez Mariano. En el centro del interior del techo palio luce “La Gloria” quedando representada por un óleo del toxiriano Julio Cámara Romero donde figura la iconografía de la Inmaculada Concepción inspirada en la imagen de igual iconografía que recibe culto en Puente Genil (Córdoba), genial efigie atribuida antaño a la “Roldana” y más recientemente al escultor genovés, Anton Maria Maragliano.

FALDONES: Faldones en terciopelo Burdeos realizados por las propias hermanas y en los que se puede contemplar en su frontal, bordado el escudo de la Santísima Virgen en oro fino realizado por las Hermanas Dominicana de Jaén y reformado por D. Fernando Iglesia de Sevilla.

PARIHUELA: La actual parihuela está realizada en metal ligero por el trianero Roberto Jiménez Mariano. Es portado por 35 costaleros distribuidos en siete trabajaderas.

njesusNIÑO JESÚS: Resalta la graciosa estampa de un Niño Jesús entre la suntuosidad del paso palio, colocado en la parte denominada como “la calle del palio”, una singular interpretación que naciera una vez más del ingenio de Antonio Garduño en los precarios primeros años de la década de los ochenta de la pasada centuria, cuando ante la carencia de un elemento más propio para este menester se le ocurriese colocar un Niño Jesús de los denominados “montañesinos” en el mismo, quizás con una idea de provisionalidad. Aquel gesto gustaría tanto como para continuar y convertirse en un sello propio del paso que incluso seguirían otras hermandades de la ciudad y comarca ,creando con ello un pellizquito de paso glorioso con la representación letífica de la Virgen, en este caso dolorosa con el fruto de su vientre; el Niño Dios. Aquella primera imagen procesionaria hasta el año 1994 hasta que la Hermandad adquirió el actual en un anticuario de Madrid gracias a la información sobre su existencia del D. Javier Cabo. Una imagen anónima, probablemente del siglo XIX donde el Niño se presenta de pie, con los brazos extendidos portando un Rosario y con su “cabecita” ligeramente elevada con los ojos clavados en el Cielo. Luce la pequeña imagen una túnica bordada en oro sobre tisú de plata y unas potencias pequeñitas que son réplica de las que porta Ntro. Padre Jesús del Prendimiento.